......................................................................................................................................................................................................................
Texto Curatorial DESVANECIENDO.jpg
 “Viento, agua, piedra”  El agua horada la piedra,  el viento dispersa el agua,  la piedra detiene al viento.  Agua, viento, piedra.  El viento esculpe la piedra,  la piedra es copa del agua,  el agua escapa y es viento.  Piedra, viento, agua.  El viento en sus giros canta,  el agua al andar murmura,  la piedra inmóvil se calla.  Viento, agua, piedra.  Uno es otro y es ninguno:  entre sus nombres vacíos  pasan y se desvanecen  agua, piedra, viento.  Octavio Paz

“Viento, agua, piedra”

El agua horada la piedra,

el viento dispersa el agua,

la piedra detiene al viento.

Agua, viento, piedra.

El viento esculpe la piedra,

la piedra es copa del agua,

el agua escapa y es viento.

Piedra, viento, agua.

El viento en sus giros canta,

el agua al andar murmura,

la piedra inmóvil se calla.

Viento, agua, piedra.

Uno es otro y es ninguno:

entre sus nombres vacíos

pasan y se desvanecen

agua, piedra, viento.

Octavio Paz

04_MG_4377.jpg
11_MG_4384.jpg
06_MG_4406.jpg
05_MG_4379.jpg
09_MG_4409.jpg
08_MG_4411.jpg
poema Octavio Paz.jpg

“Viento, agua, piedra”

El agua horada la piedra,

el viento dispersa el agua,

la piedra detiene al viento.

Agua, viento, piedra.

El viento esculpe la piedra,

la piedra es copa del agua,

el agua escapa y es viento.

Piedra, viento, agua.

El viento en sus giros canta,

el agua al andar murmura,

la piedra inmóvil se calla.

Viento, agua, piedra.

Uno es otro y es ninguno:

entre sus nombres vacíos

pasan y se desvanecen

agua, piedra, viento.

Octavio Paz

Texto Curatorial DESVANECIENDO.jpg
 “Viento, agua, piedra”  El agua horada la piedra,  el viento dispersa el agua,  la piedra detiene al viento.  Agua, viento, piedra.  El viento esculpe la piedra,  la piedra es copa del agua,  el agua escapa y es viento.  Piedra, viento, agua.  El viento en sus giros canta,  el agua al andar murmura,  la piedra inmóvil se calla.  Viento, agua, piedra.  Uno es otro y es ninguno:  entre sus nombres vacíos  pasan y se desvanecen  agua, piedra, viento.  Octavio Paz
04_MG_4377.jpg
11_MG_4384.jpg
06_MG_4406.jpg
05_MG_4379.jpg
09_MG_4409.jpg
08_MG_4411.jpg
poema Octavio Paz.jpg